Ley N°21.595: Un llamado a la integridad empresarial en Chile

Ley N°21.595: Un llamado a la integridad empresarial en Chile

En un contexto global que valora cada vez más la transparencia y la confianza, los modelos de prevención de delitos emergen para asegurar la integridad empresarial y disminuir riesgos legales y de reputación. La Ley 21.595, que sistematiza los delitos económicos y ambientales, enfatiza la relevancia de estos modelos en el entorno corporativo.

Esta normativa no solo actualiza el panorama de los delitos económicos, clasificándolos en cuatro categorías, sino que también amplía los delitos aplicables a entidades jurídicas. Ahora, un espectro más amplio de actores empresariales, desde la alta dirección hasta los gerentes, son llamados a ejercer un rol activo en la prevención de infracciones.

1.- ¿Qué aspectos destacan de la Ley 21.595?

  • Establece un marco para identificar y perseguir delitos económicos, divididos en cuatro categorías, con un enfoque en aquellos perpetrados en beneficio de entidades corporativas.
  • Incrementa la lista de delitos por los cuales las personas jurídicas pueden ser responsables, subrayando la importancia de adoptar sistemas de cumplimiento interno efectivos.
  • Introduce penas privativas de libertad, multas, y otras sanciones, además de un sistema especial de atenuantes y agravantes.

2.- En tal contexto, ¿Cuál es la importancia de los Modelos de Prevención del Delito (MPD)?

Estos modelos identifican, previenen y mitigan el riesgo de comisión de delitos dentro de las empresas. Incluyen políticas y procedimientos que promueven el cumplimiento normativo y una cultura ética organizacional.

3.- La Ley 21.595 destaca la implementación de modelos de prevención como fundamentales para evitar delitos económicos. La ausencia de estos modelos puede influir negativamente en la evaluación de responsabilidades penales, evidenciando la necesidad de contar con estrategias de cumplimiento efectivas.

4.- ¿Cuales son los beneficios de implementar un MPD?

Más allá de minimizar el riesgo legal, estos modelos pueden mejorar la reputación corporativa, reducir costos asociados a litigios y fortalecer las relaciones comerciales, constituyéndose en un activo para cualquier empresa.

5.- Desafíos 

Implementar estos modelos requiere del compromiso de la alta dirección, asignación de recursos y formación continua del personal, asegurando la integración de la cultura de cumplimiento en todos los niveles de la empresa.

La Ley 21.595 motiva a las empresas a reforzar sus sistemas de cumplimiento y adoptar medidas proactivas contra los delitos económicos. Esta normativa no solo protege los intereses comerciales sino que también promueve buenas prácticas, situando la integridad como pilar de la cultura corporativa.



Comenzar chat
¡Hola!
¿Tienes alguna consulta? ¿Necesitas Asesoría Legal?